• back
  • 5.2-ALGODÓN DE FIBRA EXTRALARGA

  • header SP 
  • Algodón de fibra extralarga

    Capítulo 5 - Segmentos de mercado - Algodón de fibra extralarga  

     
     

    El término algodón de “fibra extralarga” (ELS) denota un algodón con una longitud de fibra extraordinariamente larga. La norma común que reconoce el sector para la longitud de fibra mínima de un algodón ELS es de 1-3/8" o 34,925 mm. Este mínimo es considerablemente más largo que el de variedades tradicionales de algodón, conocidos como algodones Upland, cuya longitud media de fibra es de 26–27 mm. En comparación, las variedades ELS pueden tener una longitud de fibra superior a 40 mm en su gama más alta. En la figura 5.1 vemos una comparación de las longitudes de fibra de algodones Upland y ELS, para la que se han utilizado datos de algodones americanos obtenidos del USDA. El gráfico representa porcentajes porque los diferentes volúmenes por bala de algodones Upland y ELS en los Estados Unidos aún no arrojan datos que permitan una evaluación visual.

    Además de por su longitud de fibra, los algodones ELS son reconocidos también por su mayor resistencia y mejor uniformidad. La figura 5.2 muestra un ejemplo de una comparación de resistencia típica entre el algodón americano (Upland) y el algodón ELS.
     

     5.2 sp 1 

     5.2 sp 2 

    Sin embargo, a pesar de toda las características ventajosas de la fibra ELS y su aparente conveniencia, sólo se cultiva en cantidades limitadas. Los algodones ELS y LS (de fibra larga) representan apenas el 3% de la producción mundial. Las variedades de algodón ELS tienen necesidades de cultivo específicas para producir una buena cosecha; una cantidad de cuidados de cultivo considerables, muy por encima de los que necesitan los algodones Upland. Los algodones ELS suelen ser plantas muy vigorosas y si no reciben los cuidados necesarios crecerán hasta convertirse en grandes plantas con una mínima producción de fibra. Asimismo, la producción relativa de algodones ELS no es nunca tan alta como la de sus contrapartidas de algodón americano (Upland). Las condiciones del entorno también son específicas a los algodones ELS: sólo pueden cultivarse en zonas limitadas que se adapten a las necesidades de la planta de días calurosos y noches frías. Todos estos factores tienen como resultado unos costos de producción más altos y unos riesgos mayores que el algodón americano (Upland). Éste, a su vez, es un importante factor limitador de la producción de algodones ELS.

    Los algodones ELS se han abierto camino en productos especializados con márgenes de precios adecuados para absorber los costos adicionales de producción. Una variedad de ELS original que se cultivaba en el Caribe y los Estados Unidos durante los siglos XVII y XVIII se conocía como Sea Island en reconocimiento a la isla donde se cultivaba – Sea Island, Georgia, Estados Unidos. Hay otros nombres que también se han asociado genéricamente a los algodones ELS. El nombre Pima se aplica generalmente en el mercado mundial para identificar productos confeccionados supuestamente con algodones ELS. El nombre Pima proviene de los Estados Unidos: el USDA dio el nombre Pima al algodón ELS que se cultivaba en Sacaton, Arizona, en reconocimiento de los indios Pima que participaron en el cultivo de algodones y en los ensayos de campo. El nombre Pima se utiliza actualmente para algodones ELS producidos en otros países como el Perú, Australia e Israel. La denominación de algodón egipcio también es muy reconocida y se le asocia a productos de calidad. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje del algodón egipcio que se produce cada año es en realidad algodón ELS. La mayoría de la producción egipcia es una variedad de algodón de fibra larga llamada Giza 86. Lamentablemente, la denominación de algodón egipcio ha sido incapaz de mantener su alta categoría debido a la gran variedad de productos confeccionados con algodón egipcio, pero que la mayoría de las veces no están hechos con los mejores algodones de Egipto. Algo similar ha ocurrido con la denominación Pima: no ha sido controlada ni gestionada para proteger su valor y su posición en el mercado como un producto superior. Habida cuenta de que los algodones ELS representan apenas el 3% de la producción algodonera mundial, la posición del algodón Pima en el mercado de productos debería situarse entre el 3% más alto de productos textiles para el hogar y de confección. Para mantener y ampliar la producción de algodones ELS es necesario mantener los valores de la fibra a través de la protección y la promoción de su rareza y utilizándolo para productos que destaquen y pongan de relieve la superioridad de su fibra.