• back
  • 2.4-CONTAMINANTES EXTRAÑOS EN EL ALGODÓN

  • header SP 
  • Contaminantes extraños en el algodón

    Capítulo 2 - Aumento del valor del algodón - Contaminantes extraños en el algodón

     
     
    Los contaminantes extraños en el algodón se han convertido en una auténtica pesadilla para los hilanderos de todo el mundo, que llevan tres decenios pidiendo niveles más bajos de contaminación en el algodón en rama. Pero lejos de conseguirlo, estos niveles han ido en aumento. Estudios realizados por la Federación Internacional de Fabricantes de Tejidos (ITMF) apuntan a que el total de contaminantes se ha duplicado en todo el mundo durante los últimos 15 años, mientras que los usuarios finales de hilos y telas exigen niveles de contaminación increíblemente bajos. Esto significa que los hilanderos deben soportar la fuerte presión procedente de ambas partes.

    Los contaminantes presentes en el hilo son la causa de que enormes volúmenes de tejido y ropa se vendan a precios de saldo. Las reclamaciones de los usuarios finales llegan por último hasta los hilanderos. Es muy lamentable que se culpe al hilandero de la presencia de contaminantes en el hilo, la tela y las prendas de vestir. Los hilanderos destinan un porcentaje considerable del total de sus ingresos por ventas de algodón y de hilados al pago de indemnizaciones por contaminación, mientras que luchan por sobrevivir con márgenes muy estrechos. Por este motivo se ven obligados a adoptar medidas para minimizar el problema, aun cuando su origen está en otra parte.

    Los hilanderos tienen que invertir grandes sumas en aparatos electrónicos que acoplan a su proceso de hilado, especialmente en la cámara de soplado y bobinado, para evitar en lo posible las reclamaciones. Se están produciendo nuevos avances que permiten una mejor detección en el cardado, en los bastidores para el estirado, etc., pero ninguno de estos artilugios puede garantizar una eliminación del 100% de todos los contaminantes. El problema de la contaminación hay que combatirlo en su origen. Para ello se requiere información precisa sobre la naturaleza y el grado de contaminación que se produce en los diferentes lugares de origen y sobre su repercusión en la calidad del hilo y de la tela.