• back
  • 4.5.1-CONTRATOS A TÉRMINO DE ALGODÓN

  • header SP 
  • Contratos a término de algodón

    Capítulo 4 - Compraventa de algodón - El mercado algodonero de la antigua NYBOT, ahora ICE ...  

     
     
    Con la aparición del barco de vapor cambió el modo de comprar y vender algodón. En el momento en que la información pudo viajar más deprisa a bordo de un barco de vapor y llegar antes que la mercadería, que seguía detrás en un buque de vela, la negociación de los precios del algodón se convirtió en un proceso más complejo y especulativo. Los contratos a término para una entrega prevista del algodón que esperaba en los muelles al otro lado del Atlántico comenzaron a sustituir las transacciones inmediatas del algodón que llegaba al puerto.

    La transmisión de información del mercado, y no la llegada al puerto del producto básico, se convirtió en el factor predominante para fijar los precios del algodón. Por otra parte, la exitosa instalación del cable trasatlántico y el uso del telégrafo permitieron el acceso inmediato a información clave del mercado a ambos lados del Atlántico (Nueva York y Liverpool) e impulsaron el comercio de algodón a través de contratos a término. A medida que se extendía la práctica de fijar los precios a término y que la información del mercado adquiría mayor relevancia, la necesidad de poner orden en este proceso propició, como no podía ser de otra manera, la creación de la bolsa de contratación de futuros de algodón – un lugar donde la información del mercado, las operaciones de compraventa competitiva y la transferencia del riesgo pudieran desarrollarse de una manera organizada.

    Las operaciones a término comenzaron en el lado americano del Atlántico, en Nueva York, en 1870 porque los agentes ya no conseguían ponerse de acuerdo sobre quién debía asumir el riesgo de precios inherente a los contratos a término durante las seis semanas que tardaba el algodón en cruzar el Atlántico.

    El 20 de julio de 1870, 106 agentes y corredores de algodón firmaron un acuerdo en el que apoyaban los planes de crear un mercado organizado donde poder imponer un cierto orden en todas las operaciones de compra, venta y (lo más importante) en la fijación de precios del algodón. El resultado fue la Bolsa de Algodón de Nueva York (New York Cotton Exchange – NYCE), que el 10 de septiembre de 1870 abrió oficialmente sus puertas a la actividad comercial. La NYCE no tardó en crecer y convertirse en un mercado de futuros muy visible y con gran liquidez. La incorporación en 1984 de opciones sobre los contratos de futuros de algodón reafirmó el papel central de esta bolsa. En 1998, la NYCE se fusionó con la Coffee, Sugar and Cocoa Exchange, Inc (CSCE), una operación de la que nació el mercado de futuros New York Board of Trade® (NYBOT®). En los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001 desapareció la sede de la NYBOT, que estaba domiciliada en el nº 4 del World Trade Center, en Manhattan, tras lo cual la NYBOT se instaló en un nuevo edificio de Manhattan junto con la bolsa mercantil New York Mercantile Exchange (NYMEX) y la bolsa de productos básicos Commodities Exchange (COMEX).

    La NYCE (NYBOT) ostenta la distinción de ser la bolsa de productos básicos más antigua de Nueva York. Es además la bolsa de algodón que lleva más tiempo operando sin interrupción del mundo.

    El riesgo de precios ha sido siempre una característica fundamental de la industria del algodón. La necesidad de poder descubrir el precio de una manera transparente y eficaz y de transferir el riesgo de precios ha convertido los futuros y las opciones de algodón en mecanismos de gestión de riesgos indispensables para todos aquellos que cultivan, venden y transforman el algodón así como para los que intervienen en la fabricación y la venta de productos de algodón, y la NYBOT sigue siendo el principal mercado de futuros y opciones de algodón, y el principal mecanismo para fijar los precios de la industria algodonera internacional.